La publicidad de apple
880
post-template-default,single,single-post,postid-880,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

La publicidad de Apple

La publicidad de Apple

og_gallery

Con el inminente lanzamiento del apple watch y el nuevo macbook Apple estrena sus respectivos anuncios, vídeos en los que los presenta para poder apreciar al detalle los nuevos modelos.

Sin entrar en el debate sobre la frivolidad de un reloj que te evita sacar el móvil del bolsillo o que monitoriza el latido de tu corazón, el cual que puedes sentir más gustosamente con la palma de tu mano puesta en el pecho… me gustaría echar un vistazo y comentar sus respectivos anuncios. Ahí van:


Tras verlo, me queda flotando un pensamiento: Quiero un macbook, y aunque diga que el reloj es un capricho, algo innecesario, una frivolidad como decía… viendo el vídeo me entran ganas de tener uno, de que me lo regalen para no tener complejo de culpa.

Los anuncios de Apple son efectivos, en la medida en que crean una necesidad donde no la hay y, sobretodo, en la medida en que logran hacer de un objeto algo casi erótico, esas curvas, ese brillo, esa suave cadencia en los movimientos, es sutil, sugerente, sencillamente eficaz, directo, atractivo.

No es un mensaje vulgar de cómprame, si no, más bien susurra algo así como: deséame. Por eso puede poner unos precios prohibitivos, porque es “ese oscuro objeto del deseo”, esa manzana mordida del pecado original, que te invita a pecar… y la religión hoy día es el capitalismo, las catedrales son applestores cada vez más grandiosas, los fieles son consumidores que hacen cola para comprar…

coventgarden_gallery_image4

Pero me estoy desviando, los anuncios: La cadencia de las imágenes, la música, la ingravidez y perfecta sincronía de los movimientos. Es como un valse. Como una danza hipnótica de metales preciosos. Logran hacer del adulto un niño ante un anuncio de juguetes, los productos de apple se muestran y logran convertirse en los deseos de niños mayores, juguetes de lujo.

En definitiva, con la extrema sencillez del fondo blanco, de los planos detalles, sin mostrar especificaciones de un producto tecnológico, apelando a la estética, al diseño, al acabado… Consiguen algo importantísimo en la publicidad: los vídeos de apple son coherentes con la marca.

No Comments

Post A Comment