La vida ficcionada - IntuitivoFilms
1077
post-template-default,single,single-post,postid-1077,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

La vida ficcionada

La vida ficcionada

Siendo un apasionado del cine, de las series, de la ficción en general, y dedicándome en buena medida a ello, el otro día me vino una reflexión, como un fogonazo de conciencia, sobre lo que realmente supone la ficción hoy día. Me vi a mis mismo sentado en el sofá, día tras día, viendo horas y horas de ficción, y me pregunté…

¿Qué pasaría si dejásemos de ver toda la ficción que consumimos? Nos veríamos forzados a interaccionar más y de manera más auténtica los unos con los otros, pues no dispondríamos de esos amigos catódicos. Nos veríamos forzados a VIVIR, a explorar, viajar (de manera auténtica, no como hacedores de selfies) a tener NOSOTROS las aventuras que tienen los personajes.

Culebrones para las amas de casa… para que virtualmente tengan el amante que en su vida real no se atreven a tener…

Pues al final la ficción nos hace vivir situaciones, nos llena la necesidad de vivirlas, pero sin vivirlas: experimentar la ilusión de un flechazo, sin tenerlo; de un viaje, sin moverte; de un amigo cercano, estando solo; etc, etc… Habrá quien piense que es algo maravilloso, magia, darle a quien no la tiene la oportunidad de vivir eso, de viajar a lugares que de otra manera no podría, conocer a gente que no llegaría a conocer… Es lo que nos han hecho pensar, que es magia, un avance, pero yo creo que no, creo que hacer una excursión al pequeño monte que está cerca de tu casa siempre será más satisfactorio a nivel vital, físico, vivencial, que ver la última superproducción hollywodiense sobre unos alpinistas en el Himalaya, creo que la verdulera de tu barrio, no es que sea más interesante que Donald Draper, es que tiene algo que éste nunca tendrá: te devuelve la mirada, y su alma, aunque sólo sea en ese breve aleteo, se cruza con la tuya.

Soy de una generación cuyas grandes historias son historias no vividas. Ya me ha pasado varias veces, juntarme con amigos y ponernos a rememorar cosas de infancia y de lo que terminamos hablando es de Oliver y Benji, de caballeros del zodiaco, de Dragon ball… ¿En serio??? Qué triste, y eso que nosotros todavía “vivíamos” en la calle, subíamos a los árboles, o jugábamos al conejo de la suerte para besar a alguna chica… Imaginad las nuevas generaciones, en las que lo más parecido a jugar a la botella es… tinder.

¿Quiero decir que no me gusta la ficción, que estoy en contra? no, al revés, me encanta, me dedico en buena medida a ella… pero ha llegado a gustarme tanto que me he dado cuenta que es peligrosa, que la usan contra nosotros, que es una manera de tenernos idiotizados, anestesiados, hibernados, zombies… ¿Quiénes, porqué, para qué? Fácil: los que gobiernan el mundo, llámense poderes ocultos, banca, capitalistas, lo que sea, da igual las siglas, los que hacen que media (o más de media humanidad) venda su vida para pagar una hipoteca, un coche, haciendo trabajos que no le satisfacen, en horarios excesivos por nóminas cada vez menores.

Y esa anestesia (complementaria de drogas como el alcohol) se ha ido perfeccionado, por ejemplo ¿os habéis dado cuenta la brutal explosión que han tenido las series? ¿Es casualidad que se haya permitido el pirateo? (Que a nadie le quepa duda de que si no hubiesen querido no se hubiese permitido para nada, pero el pirateo ha fomentado la expansión. Más y más series, ¿Por qué? porque enganchan más, una película empieza y termina… de hecho ya las películas son como series,  la saga de star wars, la de superhéroes, etc… Nunca acaban, te dejan con ganas de más, del siguiente capítulo, de la siguiente temporada… y cuando se acaba Los Sopranos, llegan 3 nuevas , y luego 9 más y así llega el día en que sin darte cuenta estás siguiendo más de 15 series a la vez. Es muy difícil plantear una velada en casa que no sea de sofá y serie/peli. Es muy difícil quedar con amigos y que uno de los temas sobre los que hablar no sea la ficción, sabemos más de esos personajes que de nuestros amigos, nos interesa más la vida ficticia que la real… Y lo más jodido es que engancha porque es maravilloso, es cojonudo, son personajes, historias, tramas, increíbles, Game of thrones, house of cards, mad men, Vynil, Fargo… son obras maestras de la ficción… Pero al igual que los gráficos y entornos de la realidad virtual serán obras maestras, ¡no son la vida!, la vida está aquí, latiendo dentro de nuestros pechos, no en una pantalla. La vida está entre tu piel y el sol, entre tus pasos y la hierba, entre las estrellas y tus deseos, la vida es el orgasmo lento que sucede cuando no echas un polvo rápido. Es el grito de bañarte en el mar en invierno, de saltarte las colas, o mejor: de salirte de ellas, es la improvisación, el visitar a un amigo sin avisar, o mejor, el de hacerte amigo de alguien nuevo, sin facebook, sin alcohol, sin excusas, con la verdad sencilla de que no estamos solos y de que nos gusta la compañía. La vida es lo que te pierdes cuando crees estar viviendo la vida de otros.

No Comments

Post A Comment